Dr. B’s aumentó el volumen y mejoró la calidad de los arándanos envasados

noviembre, 17, 2020

Dr. B’s es una organización agrícola dedicada al arándano creada por un grupo de particulares con considerable experiencia en el sector (agronomía, producción y comercialización). Desde el principio, Dr. B’s desarrolló unas nuevas operaciones para arándanos que incluían unas instalaciones únicas y considerables para el cultivo y el envasado de arándanos situadas en el suroeste del estado de Washington.

Cuando la organización amplió su superficie de cultivo y su capacidad de producción, hubo la necesidad crítica de mejorar las eficiencias operativas y, al mismo tiempo, garantizar la calidad de producto necesaria para superar las expectativas de sus clientes.

«Cuando nuestros volúmenes de cosecha aumentaron considerablemente, se hizo evidente que necesitábamos incrementar nuestra capacidad de recolección y envasado. Sin embargo, no podíamos depender simplemente de la contratación de grandes números de trabajadores temporeros. Teníamos que hacer lo contrario: hacernos más eficientes en el campo con el uso de más cosechadoras mecánicas y, al mismo tiempo, encontrar una solución para prescindir de mano de obra de clasificación en la planta de envasado», dice el Dr. Sukh Bubra.

Como parte de estos esfuerzos, Dr. B’s invirtió una cantidad considerable de tiempo en la evaluación de una tecnología que ayudara a cumplir sus metas operativas y de calidad. Finalmente, Dr. B’s seleccionó una clasificadora Ellips – Elifab Berry Class para satisfacer su necesidad de un sistema que pudiera calibrar y clasificar la fruta clasificada a mano y a máquina para el mercado del arándano fresco.

La nueva línea Elifab, instalada antes de la temporada 2020, superó las expectativas de la empresa en relación con la capacidad de producción y el rendimiento de clasificación. Ya fuera fruta cosechada a mano o a máquina, Dr. B’s era capaz de alcanzar sus metas de producción (kilos por hora) y garantizar al mismo tiempo que la fruta se clasificaba de acuerdo con sus especificaciones exactas, como precisión de calibre, color y detección de defectos (piel arrugada, fruta blanda, tallos, marcas, etc.).

«Hemos podido incrementar significativamente nuestro volumen y mejorar la calidad en el envase. Además, la tecnología Elifab nos ha permitido sacar lotes al mercado en fresco que antes habrían ido directos a la industria por un porcentaje de defectos elevado como fruta blanda y arrugas. Sin el uso del sistema de Elifab, nada de esto habría sido posible. El retorno sobre la inversión ha superado nuestras expectativas».


Pin It on Pinterest