Italia: Una innovadora planta para dátiles fabricada por Elisam

Los dátiles son un producto muy delicado que requiere una atención especial y un tratamiento específico. La empresa Elisam tiene como objetivo ofrecer un alternativa al procesamiento de frutas y hortalizas. La empresa ha desarrollado un sistema centrado en la fiabilidad, la delicadeza y la velocidad.

Elisam puede proporcionar a sus clientes soluciones innovadoras para el procesamiento de dátiles, a fin de eliminar las frutas con defectos.

Daniele Orioli, gerente de ventas en Elisam, explica a FreshPlaza: “Podemos seleccionar nuestros dátiles en función de su tamaño y su peso. Además, podemos separar los dátiles húmedos de los más secos, diferenciando sus cualidades externas, para así garantizar una separación óptima según su color. Separar los dátiles húmedos de los secos permite a los operadores comenzar mejor la campaña”.

Es fundamental poner atención al color de los dátiles, ya que indica vida útil. Pueden ser de color marrón oscuro o marrón claro. “Así, podemos ofrecer dátiles con un color uniforme”.

Elisam es capaz de suministrar plantas completas para dátiles: desde la recepción del producto hasta el vaciado, la preselección, el lavado, el cepillado, la alimentación en línea, la calibración por peso, diámetro, color, piel suelta, húmedo/seco y detección de moho negro.

Orioli explica: “Los dátiles se suelen envasar en tarrinas de hasta 5 kilos. Además, la trazabilidad del producto se puede comprobar en tiempo real consultando la información de la etiqueta en el ordenador”.

Novedad
“Las instalaciones más recientes utilizan un sistema de transporte totalmente nuevo y diferente. Hemos sustituido el sistema tradicional con una cinta transportadora de rodillos patentada únicamente para dátiles, por lo que permite que roten. De esta manera, podemos examinar el producto a conciencia”.

“Tomando más de 20 imágenes full HD de cada dátil, podemos alcanzar un nivel muy alto de precisión y, al mismo tiempo, mantener un ritmo de trabajo muy elevado. Uno de nuestros clientes está especializado en el envasado de Bon-Bons, es decir, la variedad Medjoul, no deshidratada y, por tanto, muy delicada: sería impensable procesarla en una planta que no fuera la nuestra”.

Orioli concluye: “Además, los costes laborales, obviamente, disminuyen, ya que no se necesitan trabajadores que comprueben la parte invisible de los dátiles”.

Por último, la nueva maquinaria permite procesar diferentes tipos de dátiles, como las variedades diminutas Khalas y Deglet Nour.

Archives


 

Pin It on Pinterest